Categorías
Seguridad y Justicia Política Sociedad

Integrante de la Tupac de Milagro Sala acusado de vender una niña

Los tíos apuntan contra la madre, prostituta y adicta, y un tal “Chato” Olivera. La mamá de la niña “sigue cobrando la asignación”. Sufrieron amenazas de muerte.

El 16 de enero de 2016 la líder barrial Milagro Sala fue detenida por permanecer en un acampe donde junto a su organización, Túpac Amaru, realizaban una protesta en Jujuy. Desde aquel día, la dirigente social permanece privada de su libertad y el poder político, social y económico que supo construir comenzó a desestabilizarse. Tres años después de la detención de Sala, una denuncia radicada en Salta capital apuntó contra un hombre a quien conocen como el «Chato» Olivera. Según los denunciantes, es o era integrante del poderoso movimiento norteño. Fue acusado de falsificar documentos públicos y haber comprado un bebé a una joven que se prostituye y es adicta a las drogas.

La madre que decidió vender a su hija, actualmente de dos años y diez meses, es hermana de los denunciantes, tíos de la niña comercializada. «Somos hermanos de la señora, quien tuvo a nuestra sobrina en La Quiaca, y nos enteramos que en reiteradas ocasiones intentó vender a cualquier medio a cambio de estupefacientes a raíz de su drogadependencia. Hasta que un día realizó la compraventa de la menor con un tal «Chato Olivera'», denunció AG en El Tribuno de Salta.

Domiciliados en Salta capital, los tíos de la menor radicaron en esta capital la denuncia, asesorados y representados legalmente por el doctor Francisco Díaz. Sin embargo, por cuestiones de jurisdicción la causa seguirá o debiera seguir su curso legal en territorio jujeño. Al cabo de los años, tras el nacimiento de la niña y después de intentar ayudar a la joven madre, inmersa en las adicciones y el mundo de la prostitución en Jujuy y Bolivia, «nos enteramos que nuestra sobrina había sido vendida como si fuera una cosa y en ese momento realizamos las denuncias correspondientes y a nadie le interesó nada«, dijeron los tíos de la menor.

«Fuimos a ver a este hombre, quien realizó la compra-venta de la niña, y sorprendido nos dijo que nos iba a entregar a la menor, que le diéramos un tiempo ya que se había encariñado», contaron. «Por todos los medios nuestra familia trató de dar contención a mi hermana y. fundamentalmente. a la pequeña. Por vecinos supimos que la niña vivía en total abandono, pasaba días sin comer entre llantos y dolores. Más adelante nos enteramos que a mi sobrina la había comprado un tal «Chato Olivera’, integrante del movimiento Túpac Amaru en Jujuy».

Transcurrido un tiempo la familia no tuvo más respuestas del sujeto denunciado por comprar una vida, «este tratante de personas ha alterado la documentación al realizar un falso reconocimiento del estado civil de la menor», apuntó la familia denunciante y agregaron: «Hacemos la presente denuncia porque el señor Olivera nos amenazó diciendo que si volvemos a molestar por Jujuy hará desaparecer a la niña y, por consiguiente, a quienes vayan a pedirla».

Temor tras la denuncia

Además de la vida de una pequeña de dos años, lo que los tíos ponen de relieve también es su propia vida luego de haber denunciado lo ocurrido. «Esta persona violenta nos amenazó de muerte por el solo hecho de haber preguntado por el paradero de nuestra sobrina».

Al mismo tiempo, la familia recurre a los «estrados judiciales porque mi hermana no se encuentra en condiciones ni físicas ni psíquicas por su adicción a las sustancias estupefacientes. Actualmente sigue cobrando la asignación por la niña, cuestión que estimula su adicción. Manifestamos que la intención no es esto último (Asignación Familiar por Hijo/a), es más, renunciamos a eso, lo que importa es la precariedad de la menor».

«Tenemos miedo por nuestras vidas, por nuestra familia, ya que el señor Olivera era un integrante, un alfil de la agrupación de la señora Milagro Sala y para ellos es muy común realizar una compraventa de personas, principalmente de bebés», denunciaron y solicitan que la menor, actualmente reside en la vivienda del «Chato’ Olivera, sea entregada a sus tíos. (El Tribuno Salta)


Colabora con JUJUY GRÁFICO
Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes económicamente a avanzar ejerciendo nuestro servicio periodístico con la mayor independencia y objetividad posible. Entrá en matecito.co/jujuygrafico o cafecito.app/jujuygrafico y colaborá cuantas veces quieras.

criptomine


criptomine

Comenta la noticia