Categorías
Boxeo Deportes Provincia San Salvador de Jujuy Sociedad

Un campeón que jamás dejo de pensar en el ring

Hablamos de vos


Ismael  Vázquez no tiene credenciales que certifiquen que es un campeón activo en la actualidad,  sin embargo en sus ojos hay algo más profundo que eso, algo que vale más que un cinturón en el abdomen, como una costumbre añeja que consta de sacrificio y  perseverancia, en su interior la confianza de volver a luchar es una luz que se mantiene intacta y  permanece brillando. «Sigo metido en el mundo del deporte, estoy colaborando en eventos y en seminarios, eso me mantiene vivo».

Tiene 29 años y la mirada de un Puma hambriento de gloria y anhelos, hasta hace muy poco fue campeón Nacional de K-1 y consiguió el título  de K- Box Latino en 2019 (título obtenido en el Estadio Federación).

K-1: Es una modalidad de kickboxing que acepta una mayor variedad de movimientos prohibidos en las artes marciales, como los golpes de rodillas y tronco del oponente.

K-Box: Combina técnicas de artes marciales  como el karate, kickboxing y boxeo.

También antes de la pandemia había fundado el Dojo Puma, enseñando diferentes estilos de artes marciales a niños y jóvenes en general. Inmediatamente me di cuenta luego de escucharlo, de  lo crudo y extremista que puede ser a veces la vida de un deportista,  me dijo con honestidad en su voz lo siguiente.

«Tuve que cerrar mí gimnasio en Moreno por la pandemia, pero nunca deje de entrenar y nunca pierdo la esperanza de volver a competir, hoy en día se hace muy difícil competir en el noroeste Argentino por las restricciones que existen», por ese instante mantuvo la calma al desnudar la infalible decisión que tuvo que tomar.

Así, con la mirada hacia abajo pero firme en su convicción creyó que la mejor decisión era cerrar las puertas de su gimnasio y proteger a los suyos…»Me adherí a los cuidados que establecía el COE con respecto a la aglomeración de personas, quise cuidar a mis alumnos», como un defensor de sus principios y la realidad, el «Puma» entendió lo que debía hacer y lo hizo.

La charla continuaba, me impactó su franqueza y el camino que tránsito para lograr sus títulos, luego no pude obviar preguntarle si además de sus puños y piernas que lo hicieron triunfar, deportistas como él tenían el respaldo de alguna entidad  del Gobierno para ayudarlos en su proceso.

Desilusionado y sincero me dijo «Nunca recibí nada por parte de la secretaria de deportes, tampoco tuve un representante que vaya a hablar por mí, yo a mí corta edad cuando tenía 18 hasta los 21 iba a presentar los papeles  solo y a tocar puertas  pero  no conseguía respuestas».

Más adelante mientras viajaban las palabras y las ideas, el «Puma» tuvo la necesidad de contarme al descubierto la realización de uno de sus proyectos que iniciaba, «Después de mí etapa como peleador de K-1 empecé a practicar Muay Thai, mi sueño es ser un peleador profesional de ese estilo de lucha quiero dejar mi huella en el mundo, para Diciembre de 2020 tenía pensado viajar a Tailandia pero no se pudo por la situación». Allí en ese momento me callé, guarde silencio en mí expresión, entendí que esté muchacho era el mayor ejemplo de tenacidad y honor que había visto, su hombría y su espíritu eran de acero y sus ruedas estarían dispuestas a caminar sin cesar hasta el final de cualquier camino.

Todo seguía igual para el «Puma», como un cambio de página en un libro que aún no termina, me habló con una sonrisa venturosa de sus alumnos «Mis alumnos son todo para mí, el clima con ellos es igual que al de una familia, compartimos muchas cosas y nos apoyamos todos».

Evidentemente el rol de entrenador y profesor conlleva involucrarse emocionalmente  con cada discípulo, y cada golpe recibido hacía ellos es una espina a su corazón y así  es él, un peleador protector,  un ángel que aguarda en cada esquina del ring para levantar con ánimo a sus protegidos.

Testimonio de uno de sus alumnos:

 José Agudo alias «Cazafantasmas»

«A  ‘Puma’ lo conozco desde fines del 2014, me lo presentó un amigo en común y fui a entrenar en su humilde gimnasio en barrio Los Perales. Entrenábamos en una cochera, allí había solamente una bolsa y cuatros pisos de goma eva, tuve el orgullo de ser uno de sus  primeros alumnos y lo sigo siendo.

«Cómo maestro del kick boxing y Muay Thai es excelente,  tiene mucha   experiencia por la carrera que formó y  como  peleador profesional, siempre tiene ese hambre de saber más y no quedarse con lo básico, sigue capacitándose en seminarios  y cursos para la  parte física y los deportes de contactó.

«El sacó lo mejor de cada uno de nosotros, nos motiva a seguir adelante y no dejar este deporte, hizo que lleguemos a tener nuestra mejor versión. Es mi maestro, mi compañero y sobre todo mi amigo».

Se acercaba el final de la charla y el «Puma» no quiso dejar de mencionarme como trataba de continuar escalando en esta profesión que eligió «Estoy dando clases particulares a mis alumnos, también equipe mí casa para recibir con todos los cuidados necesarios a algunos alumnos».

Allí con la astucia y el amor para hacer lo que hace, él  me hizo entender que siempre hay una salida de cualquier laberinto de derrotas, no vale rendirse en el cinturón de valores que posee, un campeón de la vida y la amistad señores… Ismael Vázquez.


Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a avanzar ejerciendo nuestro servicio periodístico con la mayor independencia y objetividad posible.

SEGUINOS EN NUESTRAS REDES


Gisela Anahí Quispe PSA distribuidora independiente
te asesoramos  

Comenta la noticia