Categorías
Boxeo Deportes

Desde Ju√°rez Celman al mundo

Hablamos de vos


Ella es Cintia Gisela Castillo es una boxeadora profesional de 35 a√Īos de edad, es natural, sencilla, laburante y perseverante, conoce en profundo la letrina de la vida y nos comparte su mayor tesoro: La familia

Recuerdo la primera vez que la vi, era en televisi√≥n, en aquella velada del 4 de Diciembre del a√Īo pasado pele√≥ ante Daniela ‘La Bonita’ Berm√ļdez por el t√≠tulo del mundo vacante s√ļper gallo de la FIB (Federaci√≥n Internacional de Box). El desenlace fue un nocaut t√©cnico en el d√©cimo asalto en favor de la Santafesina Berm√ļdez,¬† pese a la √°spera derrota vi en ‘La Panterita‘ algo extra√Īo, la vi aguerrida durante el combate, despleg√≥ sus golpes hasta el cansancio, y vaya que tambi√©n los recibi√≥, su rinc√≥n le brindaba el aliento necesario para persistir, pero en sus ojos hab√≠a una furia incontenible de kil√≥metros recorridos que se¬† desvanec√≠a y sin querer en el aire abstracto de su esquina, la toalla del √©xito cay√≥ por el suelo. Ella no se rindi√≥ nunca, tuvo una oportunidad y con muy pocos d√≠as de entrenamiento accedi√≥ a competir, porque as√≠ es ella, una gladiadora del ring que no le teme a ning√ļn obst√°culo.

La liquidaron se escuchó decir a través de los falaces comentarios  de box que solo se rigen por un promedio y estadísticas innecesarias.

Después pasó el tiempo, pude contactarme con ella quien accedió amablemente a una entrevista conmigo, como si la modestia fuese un don más de su templanza me dijo que sí y empezamos a dibujar la infinita historia de su vida.

Est√° sab√≠a y divina profesi√≥n que tenemos los periodistas y la enorme responsabilidad de hacerles conocer a la sociedad entera por medio de relatos, el empe√Īo y dedicaci√≥n de un deportista, enaltece mi moral, m√≠ √©tica,¬† mi labor; porque mujeres como Cintia son aquellas que con la sangre del coraz√≥n en la mano se levantan , mujeres como Cintia y digo bien, me tiembla el alma para escribirlo, ellas que son hero√≠nas del hogar, que son amigo de sus hermanos, que son padres de sus hermanos, que protegen a los suyos, de ellas habl√≥ y me refiero a la aptitud serena y leal que debe tener cada persona.

Origen de ‚ÄúLa Panter√≠ta‚ÄĚ

Su apodo de guerra, ‘La Panterita’, surge de su suegro, √©l dec√≠a que Cintia pose√≠a una est√©tica sobresaliente, que sus golpes entraban y sal√≠an, amplios audaces y veloz como el de una pantera.

Le pregunt√© seguidamente que me hablar√° de su familia, con cierta pesadumbre en su voz me dijo:¬Ľ Mi padre falleci√≥ hace dos meses, ahora estamos con mi mam√° y mis 11 hermanos, somos muy unidos¬Ľ. Me calle y segu√≠, la intriga de conocerla en lo profundo me hac√≠a estar fr√≠o y latente a lo que me dir√° despu√©s.

Luego quer√≠a que me cuente sobre su lugar de origen, de d√≥nde naci√≥, como empez√≥ todo, all√≠ me dijo: ¬ęNac√≠ en Estaci√≥n Ju√°rez Celman, toda mi vida he estado aqu√≠, es un pueblo entre campo y ciudad, ya posee m√°s de 20 mil habitantes¬Ľ.

Juárez Celman es ahora una ciudad ubicada en el Departamento Colón, provincia de Córdoba y se encuentra a 19 kilómetros desde el centro de la ciudad de Córdoba.

Legada a su doctrina de origen tal como el agua y el fuego cuando reconocen su lugar , ella expreso: ¬ęA cada lugar que voy a pelear, me enorgullece decir que soy de Ju√°rez Celman¬Ľ.

De todo lo interesante y conmovedor que contaba Cintia, finalmente llegó por qué decidió realizarse como boxeadora.

¬ęCuando yo estudiaba en el secundario, comenc√© a trabajar en un frigor√≠fico, deb√≠a ingresar a las 4¬† de la ma√Īana, caminaba por un camino de tierra y una vez me asaltaron, eran dos personas, me robaron la cartera y las √ļnicas zapatillas que ten√≠a para trabajar, yo qued√© muy asustada, esas zapatillas le hab√≠a costado much√≠simo a m√≠ pap√°, √©l las pagaba por semana ( su voz empez√≥ a temblar) contin√ļe, le ped√≠ prestado las zapatillas a m√≠ hermana y as√≠ volv√≠ a trabajar, la plata le hac√≠a mucha falta a m√≠ familia. Despu√©s con tanto miedo que ten√≠a no pod√≠a ni salir a comprar pan por el susto. Un d√≠a una amiga me invit√≥ a un Gimnasio y acced√≠, yo pensaba: si me vuelven a robar estar√© en forma para salir corriendo¬Ľ.

De todas las veces que escuche historias y me llame a la reflexión ajena, lo que me contaba Cintia fue lo más conmovedor que había escuchado en mí vida, lloré por dentro de impotencia, fue una empatía sincera, cuando  escuchaba su voz encomendaba sabiduría, derrotas y tristezas y una aventura que no se iba a detener, sería ni más ni menos que su comienzo.

Su lugar en el mundo m√°s all√° de su hogar, es el Gimnasio de Barrio Norte de Ju√°rez Celman, all√≠ el sudor y las l√°grimas que ca√≠an sobre el cuerpo de Cintia eran puros, eran de progreso, eran de hambre de victoria, eran de sue√Īos…all√≠ se forma ella como persona y deportista.

All√≠ forj√≥ una derecha r√°pida, una cintura flexible y un coraz√≥n de acero, con 35 peleas como amateur y 2 a√Īos consecutivos como campeona provincial, Cintia estaba lista para ser un profesional con un amplio poder t√©cnico y un¬† trabajo que no duerme nunca.

A paso firme sus pu√Īos empezaron a hablar, y su ritmo de esfuerzo alcanz√≥ su cumbre, ¬ęTodo el d√≠a entreno, desde las 6 de la ma√Īana, despu√©s trabajo desde las 7 am hasta las 16 horas en un frigor√≠fico, tambi√©n brindo clases de boxeo tres veces por semana haciendo un total aproximado de 5 a 6 horas por d√≠a.

Cintia sabe y es consciente de todo lo que tuvo que atravesar hasta llegar a su presente, el sonido que sal√≠a desde su boca se fue desgastando, ‘La Panterita’ me habl√≥ de algo fundamental¬† que jam√°s se debe olvidar, de la comida. ‚ÄúMi padre era alba√Īil, era un trabajo forzoso, √©l lo hac√≠a para que no nos falte nada. La comida es una de las cosas m√°s esenciales en una familia, por ejemplo si hab√≠a una festividad del d√≠a del ni√Īo, no nos pon√≠amos tristes con mis hermanos si no hab√≠a juguetes, porque esa no era nuestra prioridad, nosotros hac√≠amos la fila por el chocolate y la factura y con eso √©ramos felices¬Ľ.

Luego de lo que me dijo inmediatamente pens√©, una factura para Cintia era un premio cuando era ni√Īa, me dije y volv√≠ a pensar: a Cintia nada ni nadie puede ponerla de rodillas, su integridad es su esencia y¬† su esp√≠ritu es impenetrable, ‘La Panterita’ no puede caerse nunca, no habr√° nocaut ni va a existir nunca un golpe que la venza.

Sobre su Familia

Cintia como toda boxeadora activa cuenta con su propio entrenador, √©l adem√°s es quien la acompa√Īa en los senderos de la vida, √©l es Fabi√°n Silva quien la orient√≥ a seguir,¬† quien la preparo para ganar y perder, ¬ęFabi√°n siempre dice que una hora en el Gimnasio es una hora menos en la calle¬Ľ. ‘La Panterita’ es consciente de todo lo que significa su esposo para ella y el pilar fundamental que es para su vida. As√≠ tambi√©n como Fabi√°n, su mentor y su marido, est√° una peque√Īa ni√Īa, la luz que ilumina toda sombra en la vida de Cintia, su √ļnica hija, a partir de all√≠, el sonido de su voz brillo en todo su esplendor cuando me habl√≥ sobre ella, ¬ęElla habla de m√≠ y siente un gran orgullo por mam√°, ella me ve como su s√ļper h√©roe, es genial tener una mam√° campeona me dice, ella mi hija es m√≠ cable a tierra, la raz√≥n por la que me despierto en la ma√Īana, solo me importa que sea una gran persona y elija el camino que yo segu√≠, el del bien¬Ľ.

All√≠ Cintia dejo al desnudo toda su franqueza, y describi√≥ la armon√≠a que la protege de todo, el √°ngel en su espalda… su familia.

La charla deb√≠a terminarse, como pocas veces en m√≠ tarea de narrador no quise que se terminar√°, me qued√© at√≥nito a su historia, a sus logros a lo que ella misma forj√≥ y me cont√≥ con total transparencia, estoy seguro que desde un rinc√≥n del cielo Don Mart√≠n Castillo la mira y la extra√Īa y aqu√≠ en el suelo terrenal Do√Īa Rita Ledesma qui√©n la tuvo una vez en sus brazos, est√°¬† plenamente orgullosa por la hija que Dios le dio, nada m√°s importa en est√°s simples y sencillas l√≠neas que solo valorar y venerar a una mujer que nos ense√Īa a todos que no se debe abandonar en la primer ca√≠da y que la vida siempre ser√° un desaf√≠o, pero todo puede ser posible si se tiene el coraz√≥n y la bondad de esta guerrera.


Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a avanzar ejerciendo nuestro servicio periodístico con la mayor independencia y objetividad posible.

SEGUINOS EN NUESTRAS REDES


Gisela Anahí Quispe PSA distribuidora independiente
te asesoramos  

Comenta la noticia